Irlanda supera con problemas a Rusia 35-0 y logra punto de bonificación

Irlanda supera con problemas a Rusia 35-0 y logra punto de bonificación

La telenovela Jonathan Sexton continúa. Ascendido a capitán por primera vez, el mejor jugador del mundo en 2018 dejó el terreno de juego al descanso del partido ganado por Irlanda contra Rusia (35-0), con punto de bonificación incluido, este jueves en Kobe.

58 minutos ante Escocia en el partido inaugural, ninguno contra Japón, 40 contra Rusia… El debut en la Copa del Mundo de Sexton, que sufre continuas lesiones, especialmente en los aductores, es un resumen de su año: solo ha disputado doce partidos este 2019, ocho de los cuales con el XV del Trébol.

"Conseguir el punto de bonificación era exactamente lo que buscábamos esta noche", declaró el apertura. Estamos "satisfechos de dejarlos a cero. Son un equipo muy bien organizado y a veces nos complicaron la vida", añadió.

Esta vez el inicio de partido de Sexton fue convincente, con una participación activa en el primer try, logrado por Rob Kearney, y con un pase con el pie de gran calidad en el segundo, marcado por Peter O'Mahony (13).

En ese momento, los problemas irlandeses, originados tras la derrota ante Japón (19-12) el pasado 28 de septiembre, parecían haberse ido con el viento, y Sexton parecía de nuevo el director de orquesta que le había faltado al XV del Trébol cinco días antes contra los nipones.

Pero la orquesta y su director abandonaron rápidamente el escenario. El juego irlandés se marchitó primero, a causa de una defensa rusa particularmente agresiva, y Sexton se quedó en los vestuarios tras el descanso.

"Todo va bien para Johnny", dijo el neozelandés Joe Schmidt, seleccionador de Irlanda, en conferencia de prensa.

Irlanda, atrapada progresivamente en la defensa rusa, también perdió en el minuto 27 a su tercera línea Jordi Murphy, convocado la semana pasada por la lesión de Jack Conan.

Dificultades colectivas e individuales

Murphy recibió "presión en las costillas. Puede tener una costilla reventada. Vamos a comprobarlo", explicó Schmidt sobre otro de sus lesionados. "Es decepcionante porque habíamos planeado que jugara 40 minutos de todas formas".

La victoria contra los rusos, en la que se logró un punto de bonificación, confirma las dificultades actuales en el terreno colectivo, pero también individual, con el interrogante de Sexton, la ausencia prolongada de Robbie Henshaw y el mal momento de forma del centro Bundee Aki.

A la espera de recuperar la mejor versión de sus integrantes, la selección irlandesa aseguró lo esencial: el punto de bonificación, que tardó en llegar, puesto que el wing Andrew Conway no logró el cuarto try hasta el minuto 62.

Ese punto podría ser muy valioso en la carrera por la clasificación a los cuartos de final.

Si derrotan a Samoa el próximo 12 de octubre, los irlandeses darían un paso de gigante a la siguiente ronda. Si no, su suerte dependería del resultado del Japón-Escocia, el 13 de octubre.

Con información de: Panorama

CATEGORÍAS
TAGS
Compartir Noticia

COMENTARIOS