Connect with us

Internacionales

Depreciación sume en la incertidumbre a los argentinos

Publicada hace

el

La agencia de venta de automóviles de Carlos Avoguadra está poco iluminada y sin clientes. Su dueño está igualmente desolado: desde que el inesperado resultado en las primarias presidenciales causó una abrupta devaluación del peso argentino no concreta operaciones ni sabe cuándo lo hará.

Avoguadra, de 70 años, es uno de los tantos pequeños empresarios sumido en las dudas tras el cimbronazo que produjo en los mercados la aplastante victoria del populismo el domingo y la percepción de que tiene casi asegurado un triunfo en las elecciones generales de octubre.

“Nos despertamos el lunes con el dólar a unos precios siderales, con desazón y por supuesto no se puede cerrar ninguna operación”, dijo Avoguadra el martes a The Associated Press.

Tras la sorpresiva ventaja en las primarias del opositor kirchnerista Alberto Fernández, muchos propietarios de pequeñas empresas que vienen siendo golpeados desde hace un año y medio por una profunda crisis se sienten desconcertados y temerosos acerca del futuro.

Fernández, que va acompañado en la fórmula por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), obtuvo 47,65% de los votos mientras que el conservador presidente Mauricio Macri alcanzó 32,08%, lo que lo ceja casi sin chances de revertir el resultado y lograr ser reelecto en las generales del 27 de octubre.

El dólar cerró el martes en promedio a 58,04 pesos por unidad en bancos y casas de cambio desde los 58,25 de la víspera, cuando se devaluó más de 25% respecto del cierre del viernes.

Avoguadra señaló que en su sector y otros de la economía estas sacudidas del mercado cambiario, sumadas a la incertidumbre política, terminan incidiendo en los precios, que pueden remarcarse en cuestión de horas.

Asimismo, los productos quedan virtualmente sin precio mientras los comerciantes calculan hasta dónde puede escalar la divisa estadounidense y cuánto puede remarcar para no perder margen de ganancia, lo que paraliza las ventas.

La abrupta devaluación de la víspera le impidió a Avoguadra cerrar la venta de un automóvil por un millón de pesos (17.241 dólares al cambio del martes) porque la concesionaria automotriz decidió rever el precio.

Días atrás Avoguadra había tomado de su cliente una reserva y la había dejado en la concesionaria “de una marca muy importante”. “La pauta era cancelar el pago del auto el miércoles… pero a raíz de todo lo que pasó ayer me comentan en la concesionaria que la operación no se puede llevar a cabo y me ofrecieron devolver la seña”, explicó.

El hombre, que desde hace meses viene sufriendo la abrupta caída del consumo, se ha planteado bajar la persiana. “Me tocó pasar varios momentos difíciles. Como éste, ninguno… La idea es, quizás, cerrar el negocio o dedicarme a otra cosa”, dijo.

Muchos precios de los productos argentinos están atados al valor del dólar por el costo de los insumos importados y del combustible utilizado para transportarlos, que se incrementa según la variación de la moneda estadounidense.

En el país sudamericano una disparada del billete verde viene siempre acompañada de un recalentamiento de la inflación, que en 2018 fue de 47,6%, luego de una fuerte depreciación del peso en medio de una crisis económica. Con el salto que dio el dólar en las últimas horas, la proyección de inflación de 40% para este año está siendo revisada al alza.

Matías Carugati, jefe de Economía de la consultora Management & Fit, indicó a AP que en dos días “los costos aumentaron 25% porque están atados al dólar” y “lo que hicieron muchas empresas es dejar de vender mercadería, quitar precios, porque no saben cuánto va a ser el costo de reposición”.

Esa actitud responde, afirmó, a que “el empresario argentino es un superviviente y está muy acostumbrado a tener conductas defensivas” tras las cíclicas crisis económicas.

Por otro lado, es un “amante del dólar” al que toma como “una moneda de valor que nos resguarda frente a la inestabilidad”.

Alejandro Nigro, dueño de un negocio de venta de pastas, dijo a AP que está a la espera de que el mayorista que le vende harina le notifique el aumento del valor del producto.

“Con lo que acaba de pasar en algún momento va a venir la noticia de que va a llegar el aumento. La harina siempre se maneja con el precio internacional en dólares”, señaló el comerciante de 50 años.

Detalló la sucesión de dificultades que desata la devaluación. “Se disparan las cosas, tenés que aguantar, esperar, mantener los precios hasta donde más podes, achicar los márgenes (de ganancias) y cuando no aguantás más, tenés que tocar el precio. Lamentablemente es así”, sostuvo.

La devaluación estuvo acompañada la víspera de una caída del 38% del índice Merval, que concentra las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, mientras un tercio de las empresas argentinas que cotizan en Estados Unidos perdieron la mitad de su valor por el temor del mercado a que el candidato opositor reinstale las políticas de intervención en la economía que marcaron el gobierno de Fernández de Kirchner.

Carugati apuntó que “por más moderación que Alberto Fernández plantee en sus discursos y en sus actos, cuando haya algún tipo de conflicto va a prevalecer la visión más ortodoxa que es la de Cristina”.

Por ello, indicó el economista, los argentinos convivirán con la volatilidad financiera provocada por la “incertidumbre respecto de que pasará después de las elecciones” de octubre.

Ver: Articulo original

Internacionales

"Talón de Aquiles" de deuda en dólares de Argentina podría llevar a nueva rebaja de nota: Fitch

Publicada hace

el

La calificación de deuda de Argentina podría ser rebajada otra vez por Fitch Ratings si un nuevo debilitamiento del peso aumenta el riesgo de un default, dijo el martes el responsable de notas soberanas de la agencia en una entrevista.

Argentina tiene en circulación bonos denominados en moneda estadounidense por decenas de miles de millones de dólares.

La perspectiva del repago de la deuda se oscureció desde el desplome de 18% que sufrió el peso la semana pasada, después de que el presidente Mauricio Macri, favorito de los mercados financieros, fue derrotado en las elecciones primarias del 11 de agosto por su rival de centroizquierda Alberto Fernández.

“El gobierno argentino tiende a endeudarse en moneda extranjera, ya sea a nivel doméstico o en el exterior, por lo que la dependencia del endeudamiento en moneda extranjera es el talón de Aquiles del crédito soberano aquí”, dijo James McCormack, jefe de calificaciones soberanas de Fitch, a Reuters.

“Introduce una vulnerabilidad por el lado de las fluctuaciones cambiarias que muchos otros países simplemente no enfrentan”, agregó McCormack.

Fitch bajó el viernes la calificación de Argentina a “CCC” desde “B”, afirmando que la incertidumbre política tras las elecciones primarias “incrementa la probabilidad de un default soberano o algún tipo de reestructuración”.

Los mercados fueron sacudidos por el triunfo de Fernández en las primarias, que fue mayor de lo previsto y lo encaminó como candidato firme a ganar las elecciones de octubre, generando dudas sobre el futuro de las políticas liberales de Macri y el plan de austeridad de Argentina respaldado por el FMI.

McCormack dijo en una presentación en Buenos Aires que la calificación ‘CCC’ significa que una reestructuración de deuda o un default son vistos como “posibles”, pero no “probables”.

En una entrevista posterior, McCormack dijo que cualquier cambio de política económica que pudiera incrementar la probabilidad de un default sería un factor a considerar para determinar si la nota de Argentina vuelve a ser rebajada.

“¿Qué tipo de políticas podrían llevar a eso? Políticas que resulten en una mayor depreciación del tipo de cambio y una falta de confianza en el marco macroeconómico”, dijo McCormack.

Las medidas de alivio anunciadas por Macri en la última semana tendrán un impacto fiscal ligeramente negativo, pero eso no será suficiente para afectar la calificación crediticia del país, señaló McCormack.

Ver: Articulo original

Sigue leyendo

Internacionales

El Amazonas, en llamas; incendios forestales superan los 70.000 en el año en Brasil

Publicada hace

el

Los incendios forestales han alcanzado este año un récord de 72.843 en Brasil, según el centro de investigación espacial de Brasil INPE, en momentos en que hay fuegos activos en varios lugares de la selva amazónica y crece la preocupación por la política ambiental del presidente derechista Jair Bolsonaro.

El aumento llega al 83% frente al mismo período de 2018, dijo la agencia el martes, y el total es el mayor desde que comenzaron los registros en 2013.

INPE dijo que desde el jueves las imágenes satelitales detectaron 9.507 nuevos incendios forestales, principalmente en la cuenca del Amazonas, hogar del bosque tropical más grande del mundo y al que se considera vital para contrarrestar el calentamiento global.

Las imágenes muestran el estado septentrional de Roraima cubierto de humo oscuro. El de Amazonas declaró el 9 de agosto una emergencia en el sur y en su capital, Manaos. Acre, en la frontera con Perú, ha estado en alarma ambiental desde el viernes por los incendios.

Los incendios forestales han aumentado en Mato Grosso y Pará, dos estados agrícolas que han empujado la agricultura hacia la cuenca del Amazonas y donde se ha estimulado la deforestación.

Los incendios forestales son comunes en la estación seca, pero también son provocados deliberadamente por agricultores que queman ilegalmente tierras para dedicarlas a la cría de ganado.

“Me solían llamar capitán Motosierra y ahora soy Nerón incendiando el Amazonas. Pero si es la temporada de incendios”, dijo a periodistas cuando se le preguntó por el auge de los incendios.

La agencia espacial INPE dijo que la gran cantidad de incendios forestales no se puede atribuir a la estación seca o solo a fenómenos naturales.

“No hay nada anormal en el clima este año o las lluvias en la región amazónica, que están un poco por debajo del promedio”, dijo el investigador del INPE Alberto Setzer.

Ver: Articulo original

Sigue leyendo

Internacionales

Condenan por financiación ilegal de campaña a Fernando Haddad, delfín de Lula

Publicada hace

el

Un juez electoral brasileño condenó en primera instancia al excandidato presidencial Fernando Haddad a cuatro años y seis meses de cárcel en régimen semiabierto por financiación irregular de la campaña electoral que lo llevó a la alcaldía de Sao Paulo en 2012.

Haddad, excandidato a las elecciones de octubre por el Partido de los Trabajadores en reemplazo del encarcelado e inhabilitado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, recurrirá en libertad esta decisión de primera instancia, dictada el lunes y divulgada este martes.

El juez Francisco Carlos Inouye Shintate, de la primera zona electoral de Sao Paulo, le atribuye a Haddad en su sentencia un delito de "falsificación de documentos con fines electorales", basándose en "258 declaraciones falsas de gastos en material gráfico" durante su campaña para la alcaldía de la capital económica de Brasil.

"Esas declaraciones se refieren a facturas de servicios prestados por empresas gráficas que no demostraron haber impreso el material gráfico", explica el Tribunal Regional Electoral de Sao Paulo en un comunicado.

El magistrado absolvió al exalcalde de Sao Paulo en la misma causa de los delitos de asociación criminal y lavado de dinero.

Haddad, derrotado por Jair Bolsonaro en octubre, había sido denunciado en septiembre por la Fiscalía por supuestamente haber recibido en 2012 2,6 millones de reales [USD 1,2 millones al cambio promedio de ese año] de la empresa UTC Engenharia S.A. para pagar una deuda contraída durante la campaña electoral, a cambio de favorecer a la empresa en sus vínculos con la administración pública.

La denuncia, que partió del expresidente de UTC Ricardo Pessoa en un acuerdo de delación premiada, sostiene que esa empresa habría transferido el dinero directamente a las empresas gráficas propiedad de un miembro del entorno del PT.

En declaraciones divulgadas por la prensa local, Haddad anunció que recurrirá la sentencia en segunda instancia y declaró que la sentencia "carece de lógica", pues el juez le condenó por algo que no estaba incluido en la denuncia de la Fiscalía.

En un comunicado, el PT recordó que el Tribunal de Justicia de Sao Paulo archivó ese caso por la vía penal en febrero.

"Esta sentencia injusta y arbitraria se enmarca en los más recientes episodios de filtraciones ilegales y denuncias sin pruebas para incriminar con falsas acusaciones al PT y a sus líderes", dice.

Lula (2003-2010) purga, desde abril de 2018, una pena de 8 años y 10 meses de cárcel por cargos de corrupción que él niega.

Ver: Articulo original

Sigue leyendo

ACTUALIDAD