Piñera canceló dos cumbres mundiales que se realizarían en Chile por crisis social

Piñera canceló dos cumbres mundiales que se realizarían en Chile por crisis social

Chile canceló la organización de la cumbre de líderes del Foro de Cooperación del Asia Pacífico (Apec) y la del clima COP-25, que debían realizarse este año en Santiago, debido a la crisis social, informó este miércoles 30-O el presidente Sebastián Piñera.

"Nuestro gobierno, con profundo dolor, porque éste es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre de Apec (…) ni tampoco la cumbre de la COP-25", dijo el mandatario, sobre la reunión comercial que se iba a hacer en Santiago, entre el 16 y 17 de noviembre, y la del clima, entre el 2 y 13 de diciembre.

Cercado por la mayor crisis social desde el retorno a la democracia en el país, en 1990, el mandatario derechista afirmó: "Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que los problemas de esta decisión significará para ambas cumbres”.

El Presidente argumentó su decisión “dadas las difíciles circunstancias que ha vivido nuestro país, y que hemos vivido todos los chilenos durante las últimas semanas".

Estaba previsto que la cumbre de la Apec reuniera a una veintena de líderes mundiales, entre ellos el presidente estadounidense Donald Trump y el de China Xi Jinping, el 16 y 17 de noviembre. Se vislumbraba como el escenario en que los gobiernos de China y Estados Unidos podrían firmar un acuerdo que finalizaría su guerra arancelaria.

El programa de la COP-25 consideraba actividades entre el 2 y el 13 de diciembre. Se esperaba la presencia en Santiago de cerca de 25.000 delegados, junto la activista sueca Greta Thunberg, para presionar por medidas más ambiciosas para rebajar las emisiones de carbono que provocan el calentamiento global.

Restablecer el orden público

Piñera dijo que, como jefe del Estado, su "primera preocupación y prioridad es concentrarse absolutamente en, primero, restablecer plenamente el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social". Y segundo, añadió, "impulsar con toda la fuerza y la urgencia que se requiere la nueva agenda social para responder a las principales demandas de nuestros ciudadanos".

Además, se propone "impulsar un amplio y profundo proceso de diálogo para escuchar a nuestros compatriotas”.

Aseguró que la determinación se fundó “en un sabio principio de sentido común. Cuando un padre tiene problemas, siempre tiene que privilegiar a su familia por sobre otras opciones; igual un presidente siempre tiene que poner por delante a sus propios compatriotas por encima de cualquier otra consideración”.

La reciente ola de 13 días de protestas contra la desigualdad social que han sacudido al país ha dejado hasta ahora un saldo fatal de 20 muertos y ocasionado millonarios daños a edificios, infraestructura y vialidad de Santiago y otras ciudades chilenas.

El Mandatario hizo el anuncio en el palacio presidencial de La Moneda, acompañado por los ministros de comunicaciones,Teodoro Ribera, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Con información de: Panorama

CATEGORÍAS
TAGS
Compartir Noticia

COMENTARIOS